La petrolera británica BP aseguró hoy que ha puesto en marcha la siguiente fase dentro de sus esfuerzos para contener y limpiar el crudo vertido al mar por la explosión de un pozo petrolero situado en el golfo de México, que incluye una "significativa ampliación de los preparativos" en la costa ante la posibilidad de que alcance el litoral.