Los precios de la deuda del Tesoro de Estados Unidos subían el viernes, al elevar los operadores sus apuestas al alza con el objetivo de beneficiarse de la nueva ronda de compras de bonos del Gobierno por parte de la Reserva Federal. El ritmo del mercado también mejoró ante una pausa en el suministro de nueva deuda del Gobierno, luego de la suma récord de esta semana de 98.000 millones de dólares en cupones del Tesoro, dijeron analistas. "La consigna de 'compra lo que el Gobierno compra' se ha infiltrado al mercado. La gente trata de adelantarse a la Fed", dijo Richard Schlanger, gerente de cartera con Pioneer Investments USA en Boston. La demanda por bonos de vencimiento muy corto era intensa, ya que los bancos y los inversionistas buscaban recaudar efectivo antes de fin del trimestre, cuando tradicionalmente desactivan los préstamos para cerrar operaciones a corto plazo.