“Estimado director. Los bancos anglosajones, y otros que no lo son, se defienden como gatos panza arriba para no perder su poder. No se preocupe, tarde o temprano claudicarán, porque el Mundo Global ha descubierto que las Bolsas, como otros mercados, galopan a lomos de la Gran Mentira. Angela Merkel ya ha dado el primer aviso serio. Sí, en la Gran Mentira: Grecia, Hungría...y los que vendrán (o se lo callarán para siempre) En Psicología de la Guía 2000 leemos que La Mentira es faltar a la verdad a sabiendas. Es una afirmación falsa que crea una idea o una imagen también falsa.
Pero la mentira “tiene patas cortas”, es decir, que no llega muy lejos; porque los mentirosos tienen que tener ante todo muy buena memoria, si no quieren ser descubiertos. El que miente necesita falsear la verdad para dar una imagen diferente de la que realmente tiene. No está conforme consigo mismo y en lugar de mejorarse auténticamente se oculta tras una máscara o disfraz inconsistente. Una mentira es el comienzo de una cadena de mentiras infinitas que hace que el mentiroso produzca en los demás una imagen de personalidad caótica. La personalidad paranoide es fabuladora porque se siente perseguida y criticada y necesita continuamente reivindicarse...”

“...Dígame, estimado director, ¿acaso la mayor parte de los párrafos anteriores, incluso todos, no se ajustan a lo que venimos viendo y sufriendo en los últimos veinte años por la decisión de los grandes bancos de inversión de hacer que un dólar se multiplique por mil y estos mil dólares de humo por otros mil dólares más y así sucesivamente?...”

“...En mi primer curso de Económica aprendí que la Bolsa, en este otras cosas, cumple las siguientes funciones:

Canalizan el ahorro hacia la inversión, contribuyendo así al proceso de desarrollo económico
Ponen en contacto a las empresas y entidades del Estado necesitadas de recursos de inversión con los ahorradores
Confieren liquidez a la inversión, de manera que los tenedores de títulos pueden convertir en dinero sus acciones u otros valores con facilidad
Certifican precios de mercado
Favorecen una asignación eficiente de los recursos
Contribuyen a la valoración de activos financieros…

Estimado director ¿No siente ganas de reír, o mejor de llorar, al leer esto? Nada se cumple ¿Es cierto o no lo de la Gran Mentira?...”

Atentamente, Inés Segura. Economista

Nuestra comunicante resalta el acuerdo de Alemania sobre posiciones cortas. La Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania (BaFin) ha decidido prohibir temporalmente las posiciones cortas al descubierto sobre los bonos gubernamentales de la zona euro y algunas entidades financieras alemanas, así como respecto a los seguros de crédito contra impago (CDS). En concreto, la prohibición de este tipo de operaciones especulativas llega hasta el próximo 31 de marzo de 2011. BaFin justificó su decisión por “la extraordinaria volatilidad” experimentada por los valores de deuda emitidos por los países de la zona euro, así como por el “significativo incremento” registrado por los diferenciales de los CDS respecto al riesgo de impago de varios miembros de la eurozona. Asimismo, la institución germana precisó que la prohibición sobre estas apuestas bajistas se extiende a las acciones de las siguientes entidades financieras: Aareal Bank, Allianz, Commerzbank, Deutsche Bank, Deutsche Borse, Deutsche Potsbank, Generali Deutschland, Hannover Rück, MLP AG y Münchener Rückversicherung. En el mercado de divisas, la moneda europea volvía a debilitarse frente al ‘billete verde’ y llegaba a caer hasta los 1,2146 dólares, lo que supone un nuevo mínimo desde abril de 2006.

Por su parte, España no prevé prohibir las posiciones cortas al descubierto sobre bonos como ha hecho el Gobierno alemán. El regulador español “no ha detectado ninguna anomalía en el mercado y, por el momento, no tenemos previsto tomar medidas adicionales en este sentido”, por lo que seguirá permitiendo tomar posiciones cortas al descubierto en bonos, explicó. De esta forma, en España se permite a los inversores que tomen posiciones cortas (dirigidas a obtener beneficios con los descensos en el mercado) sobre bonos al descubierto, es decir, sin tenerlos previamente. Sin embargo, en España está prohibida la venta al descubierto en acciones, por lo que la regulación en este sentido es más restrictiva que la alemana. Asimismo, desde septiembre de 2008 es obligatorio comunicar las posiciones cortas sobre valores bancarios o aseguradoras que superen el 0,25% del capital al organismo que en la actualidad preside Julio Segura.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com