BNY Mellon Asset Management anunció el lanzamiento de un nuevo fondo de renta variable, el BNY Mellon Latin America Infreastructure Fund.
El fondo, parte de la gama BNY Mellon Global Funds, plc, que ya se encuentra registrado con la CNMV en España, será gestionado por BNY Mellon ARX, una de las boutiques especializadas de BNY Mellon Asset Management con base en Río de Janeiro.

Actualmente, América Latina es una de las regiones con mayor índice de inversiones en infraestructura del mundo, con más de 450.000 millones de dólares proyectados hasta 2015. Brasil lidera esta tendencia con 150 proyectos de infraestructura que cuentan con una participación del sector privado estimada en 229.000 millones de dólares.

Sasha Evers, Director General de BNY Mellon Asset Management para Iberia comenta: “La combinación de un periodo relativamente largo de estabilidad política con un fuerte crecimiento económico, está transformando América Latina en una de las regiones más interesantes para los inversores. Datos económicos recientes señalan un fuerte incremento en los presupuestos destinados a infraestructuras en los países latinoamericanos, particularmente en Brasil. En este contexto, creemos que los fondos de inversión gestionados activamente tales como el BNY Mellon Latin America Infrastructure Fund, pueden proporcionar a los inversores rendimientos crecientes de las oportunidades disponibles en este sector”.

El BNY Mellon Latin America Infrastructure Fund está gestionado por BNY Mellon ARX, que ha sido reconocida en Brasil con múltiples galardones, incluyendo el de mejor gestora activa de renta variable 2010 en Brasil. Con base en Río de Janeiro, BNY Mellon ARX se especializa en multiestrategias y en estrategias de renta variable locales, ofreciendo acceso a oportunidades de inversión en el mercado latinoamericano.

Jose Tovar, Director General de BNY Mellon ARX añade: “Estamos viviendo una era de inversión en América Latina muy interesante. Además del aumento de la estabilidad política y macroeconómica, y de las reformas institucionales y fiscales en la región, también estamos viendo un auge del consumo doméstico. Las fuertes tasas de crecimiento son más la norma que la excepción, con Brasil a la espera de incrementar su contribución al crecimiento de la región. Ahora más que antes, hay mejores incentivos para la participación de infraestructuras privadas a través de sociedades públicas-privadas, y el incremento en el gasto gubernamental para proyectos de gran envergadura. Estamos convencidos de que el actual ímpetu económico puede dar lugar a un periodo prolongado de crecimiento sostenible”.


El fondo será gestionado según el enfoque de inversión de BNY Mellon ARX: una combinación de análisis top down macro con un detallado análisis fundamental bottom up. El fondo ofrecerá tanto a inversores particulares como institucionales, la oportunidad de capitalizar en aquellas compañías que se prevé, pueden beneficiarse del incremento y el creciente número de proyectos en infraestructuras que se están iniciando en la región. El fondo invertirá sobre todo en las compañías asociadas a infraestructura incluyendo bienes de capital, transporte, acero, telecomunicaciones y energía en las regiones dominantes del Brasil, México, Chile y Perú, teniendo como objetivo batir los rendimientos del MSCI Latin America 10/40 Index durante un período de 3 – 4 años, con una volatilidad igual o más baja. Tendrá una cartera concentrada de entre 35 y 50 valores y un estricto control de riesgos, incluyendo una ponderación máxima de compañías y sectores en la cartera, con el objetivo de asegurar el capital.

Recientemente, BNY Mellon ARX fue nombrada mejor gestora del año en la categoría activa de renta variable por Exame, una de las revistas brasileñas más leídas en el ámbito financiero.