El grupo automovilístico alemán BMW ha aumentado sus ventas mundiales hasta 580.043 vehículos en los cinco primeros meses de 2007, un 2,1 por ciento más que en ese periodo del año anterior. Las entregas de la marca han mejorado hasta mayo el 1,9 por ciento, hasta 494.712 vehículos, y las ventas de la marca Mini han subido un 3,5 por ciento, hasta 85.110 unidades.