El fabricante alemán de vehículos de lujo BMW redujo su beneficio neto en 2008 hasta 330 millones de euros (419 millones de dólares), un 89,5 por ciento menos que en 2007, por la intensificación de la crisis económica y financiera. Según informó hoy el productor germano, la facturación bajó el pasado ejercicio un 5 por ciento hasta 53.197 millones de euros (67.560 millones de dólares), en comparación con 2007. Pese a este fuerte retroceso de la ganancia y del volumen de negocios, BMW se mostró satisfecho con estos resultados.