El banco central estadounidense (Fed) observa un alto grado de incertidumbre en las perspectivas económicas del país y le preocupa que las presiones en los mercados financieros puedan provocar problemas más amplios, según su presidente, Ben Bernanke. En un discurso ante empresarios en Charlotte, Carolina del Norte (este), Bernanke dijo que los encargados de las políticas económicas se mantenían cuidadosamente estudiando la información financiera 'desigual', con un sector inmobiliario deprimido, mercado laboral fuerte y gastos de los consumidores 'en el lado bajo'. Bernanke indicó que las perspectivas de la Reserva Federal estadounidense han sido 'afectadas de forma importante en el último mes por la renovada turbulencia en los mercados financieros'.