La Reserva Federal estadounidense deber estar abierta a subir los tipos de interés para reventar las burbujas de los activos, a pesar de que una regulación más fuerte siga siendo la mejor solución para prevenir una repetición de la crisis. Son palabras del mandatario de la FED, Ben Bernanke admitiendo que todos los esfuerzos deberán ir destinados al fortalecimiento del sistema regulatorio estadounidense.

"Sin embargo, si no se hacen reformas adecuadas, o si se hacen pero resultan insuficientes para prevenir peligrosas acumulaciones de riesgos financieros, debemos mantenernos abiertos a usar la política monetaria como una herramienta suplementaria para enfrentar esos riesgos, procediendo cautelosamente y siempre teniendo en cuenta las dificultades inherentes de esa estrategia", dijo en el marco de una reunión anual de economistas en este país.

La Fed ha sido criticada por mantener las tasas de interés demasiado bajas por demasiado tiempo a principios de la década anterior, ayudando a alimentar una burbuja inmobiliaria que se encuentra en el núcleo de la reciente crisis financiera.  Aunque admitió que la política monetaria fue complaciente a principios de la década anterior, Bernanke dijo que la burbuja inmobiliaria era probablemente el resultado de las exóticas hipotecas alternativas que podrían haber sido prevenidas con una mejor regulación.

Hasta ahora, la principal estrategia de la Fed ha sido el arreglar el desorden dejado por la explosión de la burbuja a través de tasas de interés más bajas, con la intención de amortiguar el golpe a la economía, en vez de tratar de hacer estallar a la burbuja anticipadamente al subir las tasas.