El presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, defendió las acciones agresivas, incluso poco ortodoxas, tomadas por la Fed durante la larga recesión y la profunda crisis financiera. Su declaración forma parte del especial 'Bernanke on the Record' que la cadena de televisión PBS emitirá esta semana.
"No iba a ser el presidente de la Reserva Federal que presidiera durante la segunda Gran Depresión", expresó Bernanke. "Cuando se está en una situación como ésta, una tormenta perfecta, a veces debes hacer cosas que son poco ortodoxas, fuera de lo convencional", añadió.

"La Reserva Federal ha puesto el pie en el acelerador", declaró, y agregó que las "recesiones ocurren". "Estamos haciendo todo lo que podemos para apoyar la economía. Esperamos que las medidas den sus frutos en algún momento del próximo año", dijo Bernanke.

Bernanke se mostró sensible al ser preguntado sobre los ataques contra la independencia de la Fed, especialmente a una propuesta del Congreso para que la Oficina de Control General estadounidense (GAO, por sus siglas en inglés) sea capaz de hacer "auditorías" relativas a las decisiones sobre los tipos de interés de la Fed.

"No creo que eso sea relevante con respecto a la independencia. No creo que el pueblo estadounidense quiera que el Congreso maneje la política monetaria. Eso es exactamente lo que haría (la iniciativa)", expresó Bernanke. "Los estudios han mostrado que la influencia política no conduce a una buena política (monetaria)", concluyó.