La filial de Abengoa Befesa Medio Ambiente registró un beneficio neto de 25,1 millones de euros en enero-septiembre, lo que supone un 114,5% más que hace un año por integración de la sueca BUS, según informó la compañía a la CNMV. Excluida BUS, el beneficio neto creció un 39%. El ebitda subió un 135,8% a 76,4 millones de euros, mientras que las ventas ascendieron a 543,9 millones (+49,3%). El Grupo destaca en este periodo el incremento de los residuos tratados en la unidad de reciclaje de residuos de acero y galvanizados (449.000 toneladas, un 488% más) y en la gestión de residuos industriales (+8% hasta 804.000 toneladas), así como en las obras de la unidad de Agua.