El Banco Central Europeo (BCE) seguirá apoyando el crecimiento económico en sus decisiones de política monetaria, según el miembro del consejo de gobierno y gobernador del Banco Nacional Austríaco, Klaus Liebscher. "El BCE se esforzará en el futuro en mantener la estabilidad de los precios en la Eurozona".