El presidente de BBVA, Francisco González, ha asegurado que la compra del 24,9% del banco turco Garanti Bankasi no modifica el objetivo de dividendo del banco, que será de 0,42 euros por acción, y crea valor para el accionista desde el primer día.

Durante la presentación de la operación ante analistas, el presidente de BBVA aseguró que 'el suelo' del dividendo es 0,42 euros por título, y que con esta operación no sólo se genera rentabilidad para los accionistas, sino que el cumplimiento de Basilea II y III está "asegurado".

La estimación es que el impacto de la operación en el beneficio por acción de la operación alcance el 0,8% en 2011 y 2012 y se eleve hasta el 1,4% en 2013. Asimismo, la rentabilidad de la inversión se situará en el 12,2% en 2011, en el 13,9% en 2012 y en el 16,3% en 2013. La rentabilidad de la inversión sobre el capital invertido se situaría en el 1,59% en 2011, en el 18,4% en 2012 y en el 21,6% en 2013.

El presidente de BBVA también resaltó que la entidad tendrá los mismos derechos que el principal accionista del banco turco, el grupo Dogus, pero que cuenta con la opción de toma de control a partir del quinto año, por lo que BBVA decidirá el 'timing' como más le convenga.

Nicolás López, director de análisis de MG Valores, dice que para los inversores, “la compra de Garanti va a sumar en el largo plazo, si no, BBVA no la haría. Es una buena operación y recomiendo a los accionistas mantener, aunque también pueden vender sus derechos de suscripción para que no haya movimiento de dinero y la operación sea neutral”.