Las acciones de Barclays se desplomaban esta mañana en Londres e incluso fueron suspendidas de cotización cuando caían un 9,1% entre rumores de que está preparando un anuncio sobre una amortización por depreciación de activos de hasta 10.000 millones de dólares vinculada a la crisis de las hipotecas 'subprime'. Desde principios de mes, cuando Citigroup arrojó un jarro de agua fría a los mercados al destapar pérdidas por 11.000 millones de dólares, los títulos del banco británico se han dejado un 21% en bolsa. Barclays ha desmentido estos rumores calificándolos de infundados. Un portavoz también ha desmentido que el consejero delegado, John Varley, vaya a dimitir o que el banco británico esté preparando una ampliación de capital de emergencia.