Barclays ha recurrido a los tribunales para impedir la divulgación por el diario The Guardian de memorandos internos del banco británico que contienen supuestos mecanismos de evasión fiscal. Barclays ha acusado al periódico de tomarse la justicia por su mano al divulgar esos documentos en lugar de limitarse a entregarlos a las autoridades reguladoras. Los abogados del banco lograron que un juez ordenara al periódico retirar de su portal de internet los documentos en cuestión, a los que habían tenido ya acceso más de ciento veinte personas.