El ex presidente y fundador de Astroc, Enrique Bañuelos, que declaró hoy como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, defendió la transparencia de las operaciones realizadas durante su permanencia al frente de la inmobiliaria y negó la acusación de opacidad en las mismas, así como el presunto delito de maquinación para alterar el precio de las cosas alegado en la querella que ha dado lugar al proceso. Bañuelos declaró sentirse "tranquilo" a su llegada al juzgado. Durante la comparecencia de media hora de duración se negó a contestar a las preguntas formuladas por el abogado de la acusación y a su salida no quiso hacer declaraciones "para no interrumpir el proceso judicial", explicó. Abogados de la defensa, ejercida por el bufete Uría Menéndez, afirmaron al término de la declaración que todas las operaciones vinculadas realizadas por Astroc durante el ejercicio de 2006 y calificadas de "opacas" por la acusación fueron "transparentes" y puestas en conocimiento de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) con antelación a su realización, así como publicadas en la prensa.