El consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, confió hoy en que Bankinter contribuirá a aportar "algo de racionalidad" al concurso de acreedores de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, y se declaró "encantado" de que el juez haya decidido nombrar a la entidad como uno de los administradores del proceso. El directivo consideró además que la decisión del juez pone de manifiesto la "prácticamente inexistente" exposición de la Bankinter a la deuda de más de 5.000 millones de euros que pesa sobre la inmobiliaria.
Echegoyen ha asegurado que "imagino que (el nombramiento) es porque somos los más imparciales posibles, que estamos al margen, afortunadamente", dijo en la presentación de los resultados del primer semestre, que arrojaron un descenso del beneficio neto del 47,28%, hasta 132,4 millones. "Estamos encantados de ayudar al conjunto de la banca, será un placer echar una mano", insistió. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña ha declarado en situación de concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos), al grupo inmobiliario Martinsa-Fadesa y ha nombrado a tres administradores concursales. Según el auto del juez, al que ha tenido acceso Europa Press, el grupo inmobiliario conservará las facultades de administración y disposición de su patrimonio, pero éstas quedarán sometidas "a la intervención de los administradores concursales, mediante su autorización o conformidad". Así, la entidad bancaria Bankinter, como acreedor de Martinsa-Fadesa, ejercerá como uno de los administradores concursales, junto con la abogada Antonia Magdaleno Carmona. El tercer administrador será designado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) entre su personal técnico "o bien entre otra persona de similar cualificación".