La CNMV ha decidido suspender la cotización de Bankia y Banco de Valencia, a la espera de que las autoridades europeas aprueben los planes de recapitalización de las entidades nacionalizadas en España.


La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha tomado esta decisión al considerar que existen circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de la cotización de ambas entidades en los mercados.

La suspensión se produce el mismo día en que la Comisión Europea va a autorizar previsiblemente una inyección de alrededor de 37.000 millones de euros del fondo de rescate (MEDE) a los bancos españoles nacionalizados (Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia Banco y Banco de Valencia). A cambio, exigirá a las entidades fuertes reducciones de su tamaño (que implicarán cierre de oficinas y despidos) y restricciones en su política comercial para compensar las distorsiones de competencia provocadas por la ayuda. Los bancos tendrán hasta cinco años para realizar las desinversiones exigidas.

Bankia cerró la sesión de ayer con una subida del 4,95% hasta los 1,06 euros. Banco de Valencia, por su parte, suavizó las subidas experimentadas por la mañana para cerrar con una subida del 0,56% en los 0,18 euros.

Recordemos que, según el test de estrés elaborado por Oliver Wyman, Bankia necesita 24.743 millones de euros para recapitalizarse, más de la mitad de toda esa ayuda. Banco de Valencia necesita una cantidad mucho más modesta que Bankia, 3.462 millones. El resto se lo repartirán Catalunya Banc (10.825 millones) y Novagaliciacaixa (7.176 millones).