Tiene capacidad para afrontar 2012 en solitario pero estudiará "todas la operaciones que se presenten siempre y cuando supongan una oportunidad", y no un problema. Así se ha pronunciado sobre Bankia su presidente, Rodrigo Rato, tras anunciar que ganó 309 millones en 2011.

Durante la presentación de resultados, Rato ha asegurado que la entidad "tiene una clara estrategia de futuro" para afrontar un año 2012 complicado, especialmente por la recesión económica en España y por el endurecimiento de las provisiones para sanear los activos inmobiliarios.

La Reforma Financiera aprobada por el Gobierno tendrá un impacto total sobre la entidad de 5.070 millones de euros, de los que 1.139 millones se provisionaron en 2011. "Es un año esperanzador, dentro de las dificultades que tendrá para todos nosotros", ha señalado el banquero. En este contexto, Rato ha insistido en que no hay planteada una fusión con La Caixa, como han recogido algunos medios financieros, y ha negado que el Gobierno le haya pedido entrar en una operación corporativa de este tipo.

Sí ha reconocido, sin embargo, el interés de la entidad por crecer en Cataluña, lo que les ha llevado a estudiar la posibilidad de presentar una oferta en firme por Unnim, que será subasta en las próximas semanas por el Banco de España. De momento, no se ha decidido si Bankia presentará una oferta en esta subasta competitiva, ni si pujará por CatalunyaCaixa, otra de las entidades bajo el control del Estado y que saldrá a la venta tras el verano.