La banca española está mal y se sabe...pero lo que parece apuntar al alza y haber adelantado por la derecha al rey entre los reyes, el sector tecnológico, son las finanzas al otro lado del Atlántico. ¿Por qué no comprar bancos americanos? Bloomberg levantaba la veda hace un par de semanas al poner la atención sobre dos entidades, Bank of America y Citigroup. En los últimos tres meses se revalorización bursátil supera a la del mismísimo Nasdaq 100 y los expertos confirman su tendencia alcista. La pregunta es: ¿Están preparadas para iniciar el rally o prefieren tomar aliento para lo que queda de año?

Tiempo de resultados empresariales que en nuestro país distan -con mucho- de levantar la misma expectación que sobre el parqué neoyorquino. Los resultados de cinco entidades bancarias en nuestro país han marcado la actualidad de estos últimos tres días, entre ellas BBVA y el Banco Santander, con unas cuentas presentadas en línea con lo esperado. Sin embargo, en Wall Street las expectativas se han superado en todos los casos conocidos hasta hoy mismo. Tom Aspray, analista de la revista Forbes, aseguraba este jueves que “en comparación con el año anterior, el sector financiero -junto al de utilities- han sido los que han mostrado un mejor comportamiento en cuanto a su PER, con un crecimiento del 17% y el 14%, respectivamente.”

BANK OF AMERICA, CITIGROUP & DOW JONES, NASDAQ 100 (FUENTE: YAHOO FINANCE)

No obstante, desde Thomson Reuters se insistía en que el primer trimestre del año no fue tan bien a poco que se arañase en el balance. Bank of America registró una caída en su beneficio del 68% en relación al mismo periodo del año anterior, aunque “sus ingresos fueron significativamente por encima de la media del consenso”. Los apuros en la cotización dentro del Dow Jones han pasado y el consejero delegado de BAC, Brian Moynihan, asegura que se debe, en parte, a “que se está ganando la confianza del mercado”. Citigroup, por su parte, cerró el trimestre con 0,95 dólares por acción, por debajo de los 0,99 dólares de 2011. Son cifras que, unidas a JP Morgan Chase & Co y Wells Fargo, hacen “vislumbrar cómo la recuperación del sector financiero estadounidense está cada vez más cerca”, según Luisa Martínez, directora de Análisis de Miramar Capital EAFI.

Datos redondos que hacen ver, en principio, la mejora comparativa del sector financiero pero que hacen también preguntarse...”¿los inversores deberían estar felices con este incremento de los ingresos?” Kalyan Nandy, experto de Zacks Investment Research, hacía esta reflexión hace tan sólo unos días en relación a la tan conocida en nuestro país deuda bancaria. Según la analista “antes de quedar impresionados” por las ganancias del sector financiero, se debe prestar atención a los “ajustes” en sus cuentas. “Los bancos han podido sacar al mercado parte de su deuda” y las expectativas que se generan no deberían ceñirse sólo “a una cuestión de balances”.

En este punto, Forbes se preguntaba a comienzos de abril: “¿Están los grandes bancos en un gran lío?”. Los indicadores técnicos no apuntan a ello, pero lo cierto es que “están actuando” de forma “más débil que el selectivo S&P 500”. Hoy, una quincena más tarde, podría decirse que la balanza se inclinado del lado de las financieras. Mientras que el Nasdaq se ha revalorizado un 10,84% en el último trimestre, Bank of America lo ha hecho un 14,06% (Citigroup, un 9,69%). El Dow Jones de industriales sigue sin tirar, a pesar de todo y suma un ligero 4,35% en estos tres meses pasados.


Frenazo y ¿luego compra?
El analista Tom Aspray asegura que Bank of America ha retrocedido un 18% desde su máximo de marzo en los 10,10 dólares, “siendo el mínimo de las últimas tre semanas”; idéntica situación para Citigroup que se encuentra un “12%” por debajo de los 38,40 dólares alcanzados en el mes de marzo. Un retroceso que apunta a que los gigantes americanos podrían estar cargando pilas para el rally considerando que nadie quiere subirse a un tren que ya ha partido. La incertidumbre planea, sin embargo, debido a la legislación estadounidense en dos puntos básicos, según Miramar Capital EAFI, como son: “la Regla Volcker”, norma que limita “la toma de riesgos financieros” por parte de la banca (entrará en vigor en la segunda mitad de 2014) y el ajuste que supondrá “la entrada en vigor de Basilea III a partir del próximo 1 de enero de 2019”, para lo que aún queda, aunque los preparativos -más si se tiene algún muerto en el armario- son farragosos.

Con un PER del 8,60x en el caso de Bank of America (estimado del 11,72x en 2012) y del 6,41x para Citigroup (estimado del 8,27x a cierre de 2012), las compras son más que golosas puesto que se encuentran en línea con la banca española, tipo BBVA y Santander, y para colmo no tienen los problemas domésticos que sufrimos en casa. Eduardo Faus, de Renta 4, apunta a “una tendencia alcista” inciada desde finales de 2011 y que daría lugar a “unas referencias técnicas de cara al medio plazo en los máximos marcados en 2009”.

BANCA AMERICANA (FUENTE: RENTA 4)


Ambas entidades confirman una tendencia al alza que, si miramos a Citigroup “ha ido a buscar apoyo en los 32 dólares para continuar su ascenso”, según Miguel Méndez, director de Big Deal Capital. El experto apunta a los 38 dólares como “primer objetivo y en el medio plazo se dirigirá a 42 dólares”. Es, dice Méndez, “el título más atractivo” de todo el sector financiero.

CITIGROUP  (FUENTE: BIG DEAL CAPITAL) 


Bank of America cotiza por encima de los 8,35 dólares/acción
, nivel que perderá previsiblemente para buscar “apoyo en 8 dólares” y pasar a “completar un segundo módulo en 11”. ¿Dónde hay que poner la atención en su caso? La clave es “la superación de la recta directriz bajista que pasa por 9 dólares”.

BANK OF AMERICA  (FUENTE: BIG DEAL CAPITAL)