La entidad que preside Ana Patricia Botín ha registrado un beneficio de 584,1 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 13,3% más con respecto al mismo período del año anterior. Estra cifra se coloca en línea con las previsiones del mercado. La evolución de los mercados provocó un retroceso en los recursos de clientes consignados fuera de balance hasta el 5,6% mientras que los que estaban dentro de balance crecieron un 15.6,%. La actividad crediticia se mantuvo como uno de los motores de las cuentas de la entida, pues creció un 24,5% y dentro de ella, los crédicos con garantía real en el que se incluyen las hipotecas, aumentaron un 20,7%.