El presidente de la División América del banco Santander, Francisco Luzón, destacó hoy que en la entidad están "satisfechos" con la operación de venta del Banco de Venezuela pero recalcó que esto no significa que el banco español se marcha del país latinoamericano, sino que permanecen en él, desde la convicción de que "todavía" pueden seguir "aportando valor al país" a través de otros instrumentos.
Así, destacó que se quedan con una sociedad de bolsa y valores, con una "pequeña" licencia bancaria (Bancrecer), con una fundación y con una de sus "señas de identidad" en la zona, Universia.

Luzón hizo estas afirmaciones en el marco del VIII Encuentro Santander-América Latina 'Todos contra la crisis', en el que repasó la evolución y situación del sector financiero en la región y, en especial, la posición del Santander.

En este sentido, frente a los analistas que cifran en 106.000 millones de dólares el valor del conjunto del Grupo Santander y en 45.000 millones de dólares su valor en América Latina, Luzón aseguró que el valor de la entidad es "muy superior" y, en concreto, cifró en 65.000 millones de dólares (45.000 millones de euros) el valor en Latinoamérica, que representa alrededor del 45 por ciento del valor del banco.

Además, se mostró convencido de que la entidad tiene "potencial de subida", a pesar de la crisis y de las dificultades que surgirán, un optimismo que traslada al conjunto del continente latinoamericano, que, a su juicio, está en "una senda de crecimiento" sostenible porque así lo han decidido la mayor parte de sus países.

Luzón destacó el papel que ha jugado el Santander y la banca española en la modernización y evolución económica de la región, pero también lo que ha supuesto para las entidades españolas su presencia en Latinoamérica.

De hecho, opinó que el Santander y el BBVA se han hecho "adultos" con sus inversiones en América Latina y le "deben mucho" a la región porque ha sido "esencial" para dar un "salto cualitativo" en dichas entidades.

Hoy por hoy, explicó que el Santander es la "franquicia líder" en la zona, con una cuota de mercado del 21 por ciento en Chile, del 16 por ciento en México y del 10 por ciento en Brasil, los tres países que concentran el mayor volumen del sector bancario de la región. Incluso, parafraseando al ex presidente chileno Ricardo Lagos, afirmó que el Santander es "la espina dorsal" del sistema bancario latinoamericano.