La inversión crediticia creció un 31,9% y los recursos aumentaron un 34,9% gracias a la integración del Banco Urquijo y a una fuerte actividad comercial.
Banco Sabadell registró un beneficio neto atribuido de 431,56 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 21,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este resultado fue posible gracias al incremento del 31,9% de la inversión crediticia, con un aumento del 32,6% del crédito hipotecario, así como al avance del los recursos gestionados de clientes, que crecieron un 34,6%. El Sabadell destacó que la intensa labor de integración de Banco Urquijo se ha llevado a cabo en paralelo a una fuerte actividad comercial, lo que ha permitido incrementar de "una manera muy significativa" los volúmenes de inversión y de recursos. Dentro de los recursos destacan los volúmenes captados en fondos de inversión, que se incrementan un 55,2%, y los de fondos de pensiones, que crecen un 23,9%, con una mejora de la cuota de mercado del patrimonio gestionado, gracias a la incorporación de la cartera de Banco Urquijo (que representa un 20,8% del total del grupo) y a la comercialización de nuevas opciones de inversión. El Sabadell explicó que el efecto positivo del incremento de los volúmenes de inversión y la aportación de Banco Urquijo al resultado consolidado han repercutido favorablemente en el margen de intermediación, que aumentó un 12,8% y se situó en los 806,87 millones de euros.