La entidad catalana está en pleno proceso de ampliación de capital, por la que prevé captar un total de 1382 millones de euros. Con casi la mitad del capital recopilado, todavía queda ver tomar el pulso a los accionistas minoritarios. El valor, a precios de mercado, está inmerso en una tendencia alcista en la que tan sólo una volatilidad de medio y largo plazo creciente puede lastrar su cotización.

Es uno de los valores que en las últimas semanas más a dado que hablar. Banco Sabadell está en pleno proceso de ampliar su capital. La semana pasada se aseguró un total de 650 millones de euros mediante una colocación acelerada entre inversores cualificados. Ahora está inmerso en ver qué grado de aceptación tiene entre los minoritarios la emisión de un total de 666 millones de acciones nuevas, operación con la que pretende captar hasta 732.6 millones de euros. (Ver: Ampliación de Banco Sabadell ¿acudimos?)

Esta misma semana se ha iniciado la negociación de los derechos de suscripción relativos a este tramo en una operación que se llevará a cabo mediante el canje de una acción nueva por cinco antiguas con un desembolso de 1.10 euros, del que 0.125 euros corresponden a nominal y 0.975 euros a prima de emisión. Ayer los derechos cerraron en los 0.1350 euros.

Desde un punto de vista técnico, el valor está en tendencia alcista con la volatilidad, de medio y largo plazo, como único “pero” que se puede encontrar en el camino. Puntuación de 9 sobre 10 en los filtros técnicos con un volumen., tanto de largo y corto plazo, creciente.