El Banco Pastor ha logrado durante los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 154,15 millones de euros, lo que supone un aumento del 25,2% frente a los 123 millones de euros registrados en el mismo periodo de 2006. Estos resultados, en línea con las previsiones de los analistas, muestran un crecimiento del 21% en inversión crediticia, un 22% en volumen de negocio y el 26,7% de recursos de clientes en balance, dentro de unos resultados en los que los principales márgenes han aumentado a ritmos cercanos al 20% en términos interanuales.