La junta de accionistas de Banco Pastor aprobó hoy realizar una ampliación de su capital social por un importe máximo de 1,7 millones de euros mediante la emisión de nuevas acciones. Los accionistas aprobaron también la cuenta general de 2009, en que el beneficio atribuido al grupo fue de 101 millones de euros, un 38,4% menos que en 2008.
 Según el acuerdo adoptado hoy, la entidad financiera realizará una ampliación de capital social mediante la emisión de un máximo de 5 millones de nuevas acciones con un valor nominal cada una de ellas de 0,33. A cada accionista, se le entregará un título nuevo por cada 50 acciones antiguas.

En la Junta de Accionistas, el presidente del Banco Pastor, José María Arias Mosquera, que comenzó su intervención recordando a la recientemente fallecida Carmela Arias y Díaz de Rábago y agradeciendo el trabajo de Vicente Arias --tras su renuncia como vicepresidente del consejo de administración-- destacó en su intervención el valor de las acciones de esta entidad, "que no sólo no ha caído en la década sino que, a pesar de la difícil situación atravesada en la última etapa, cierra con una revalorización del 55 por ciento", apuntó.

En cuanto al balance de 2009, remarcó que la entidad financiera se caracterizó en el pasado ejercicio "por el fortalecimiento de la solvencia financiera"
y por trabajar para posicionarla "para el mundo postcrisis". Así, señaló que el ratio de solvencia "se situó en niveles próximos al 11%, el más alto de los bancos cotizados españoles", subrayó.

Asimismo, calificó el nivel de provisiones, más de 800 millones, como el "más alto de la historia" lo que enmarcó en una política de la entidad financiera de "blindaje" en un año "que será, sin duda, complicado". El presidente de Banco Pastor atribuyó estas provisiones a la venta de "activos no estratégicos" y explicó que esto permitió "hacerlas crecer al 49%".

Por otra parte, destacó la financiación del 70 por ciento de la inversión crediticia de la entidad con depósitos de clientes. Asimismo, Arias Mosquera remarcó que la mora, que situó en 2009 en un 4,88%, "está por debajo del sector y con una reducción paulatina", añadió.

PREVISIÓN PARA 2010

En su intervención, el presidente de Banco Pastor consideró que 2010 será en el actual contexto de crisis "el año más difícil" y pronosticó un crecimiento de la morosidad "aunque marcando tendencias más ralentizadas" y menor crecimiento de negocio. No obstante, aseguró que la apuesta del banco será por mejorar la gestión de la mora, la productividad comercial y la eficiencia, así como promover "estrategias de diferenciación en base a la calidad de servicio", añadió.

Mientras, en su intervención, el vicepresidente de Banco Pastor, Jorge Gost, advirtió de la necesidad de que la entidad se sitúe entre los mejores "o simplemente no estaremos", advirtió. Gost calificó 2009 como un año "de oleaje y marejadas de todo tipo", pero afirmó que la entidad afronta el futuro con "optimismo". "La nave está provisionada, la tripulación preparada y entrenada para seguir generando valor", indicó.

De las cuentas de 2009, destacó los resultados por operaciones financieras, que se elevaron a 347 millones de euros, de los que 200 millones correspondieron a la plusvalía obtenida por la venta del 1,88 por ciento de Unión Fenosa durante la OPA de Gas Natural, y el ratio de eficiencia que, entre otros aspectos, atribuyó a una reducción de los costes de personal del 2%. Asimismo, remarcó que la "prudencia" ha caracterizado la gestión y a esta política de reforzamiento de las provisiones, en total 123 millones de euros en dotaciones extraordinarias, a las que se suman 92 millones de euros de dotaciones al fondo genérico.

Gost, que destacó la buena acogida de campañas como 'Hipotecal 49', a la que atribuyó que la entidad pasase a conceder 3 de cada 100 préstamos hipotecarios que se otorgan en España. Asimismo, avanzó que este año mantendrán los cambios en su modelo operativo "para abarcar todas las unidades integradas en el área de riesgo", indicó.

PROTESTAS DE TRABAJADORES

Coincidiendo con la Junta de Accionistas, más de 200 trabajadores del Banco Pastor se concentraron ante la sede de la Fundación Barrié en contra de los últimos despidos de la empresa. La protesta, convocada por los cinco sindicatos con representación en el comité de empresa (UGT, ELA, CIG, CC.OO. y FITC) estuvo encabezada por la pancarta "No a los despidos en Banco Pastor".

Durante la protesta, los asistentes corearon slogans contra los despidos y con lemas como "Sin trabajadores no hay beneficio" o "Despidos, readmisión". Gladys Afonso, representante sindical de la CIG, acusó a la dirección del Banco Pastor de "implantar una política del miedo" y denunció una "política de despidos" por parte de la empresa.

"Hubo despidos fuera de Galicia, pero a cuentagotas" y añadió que los últimos cinco despidos, para los que los sindicatos exigen la readmisión, fueron "el mismo día y en la misma zona", señaló al depender todos estos trabajadores de la Dirección General Sur en Galicia.

Asimismo, sostuvo que "la entidad ha reconocido que son despidos improcedentes y dice que son ejemplarizantes cuando son personas que llevan más de 30 años trabajando y que cumplían su jornada laboral". Los sindicatos, que destacaron también la unidad sindical, anunciaron nuevas movilizaciones, la próxima el 14 de abril en Vigo.