El Banco de Portugal (BdP) ha revisado a la baja las previsiones del crecimiento económico y pronosticó una caída este año del Producto Interior Bruto (PIB) en 3,5 por ciento, el peor resultado desde 1975. Según el Boletín Económico de Primavera, revelado hoy, la evolución negativa del PIB de 2009, antes cifrada en 1,0 por ciento, pasa al 3,5 por ciento, el peor resultado de los últimos 34 años, ya que el PIB registró una contracción del 4,3 por ciento en 1975. Por parte del Gobierno socialista, la previsión era de una caída del 0,8 por ciento del PIB en este año.