La economía francesa ha experimentado una caída del 0,8% durante el primer trimestre, según una estimación presentada hoy por el Banco de Francia, que revisa a la baja la que había avanzado el mes pasado, cuando preveía un descenso del 0,6%. De confirmarse estas cifras, Francia estaría ya técnicamente en recesión, puesto que en el cuarto trimestre el Producto Interior Bruto (PIB) había retrocedido el 1,1%, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INSEE).