Lento crecimiento y elevado desempleo esto es lo que acompaña a la economía de la eurozona durante un periodo prolongado, esto es lo que ha declarado el gobernador del banco central portugués, Vitor Constancio, ante un comité del Parlamento Europeo en Bruselas.
Las mayores economías de la eurozona, Alemania y Francia, comenzaron a remontar la recesión en el cuarto trimestre de 2009, pero la tasa de crecimiento sigue siendo débil. La tasa de paro de la región ronda el 10%.Constancio indicó que se necesita una mejor regulación del sector financiero para prevenir futuras crisis. Dijo que los bancos deberían apartar una porción de sus beneficios durante las épocas de bonanza para tenerlos de reserva para casos de emergencia.