El diferencial de la rentabilidad ofrecida por el bono griego a diez años respecto a su homólogo alemán ('bund') proseguía imparable su senda alcista y superaba ampliamente los 550 puntos básicos, hasta un rendimiento del 8,62%, después de que Eurostat haya revisado al alza el déficit de Grecia en 2009, hasta el 13,6% del PIB, frente al 12,7% estimado inicialmente por Atenas, y mostrara "reservas" respecto a la calidad de las estadísticas presentadas por el país heleno, que podrían desencadenar una nueva revisión hasta el 14,1%. Por su parte, el coste de asegurar la deuda española a cinco años registraba un fuerte incremento hasta los 172 puntos básicos, tras cerrar ayer a 158,4 enteros. En el caso de Portugal, lo seguros de crédito repuntaban hasta los 272,2 puntos, frente a los 232,1 de ayer.