La compañía estadounidense AT&T rendirá cuentas este martes. Estos resultados llegan en un momento crucial para la acción que se encuentra en fase de consolidación.

La operadora de telefonía estadounidense AT&T hoy se confesará ante el mercado. Los expertos esperan que anuncie unas ganancias de 0,68 dólares por acción e ingresos de 31.810 millones, obtenidos en el segundo trimestre del año.

Estas cuentas llegan en un momento de decaimiento para la acción que, tras experimentar una revalorización del 17% en el primer trimestre, comenzó a caer en picado desde mayo, perdiendo tres cuartas partes del camino andado en los primeros meses del ejercicio. Actualmente cotiza a 35 dólares y, según nuestros indicadores Premium, se encuentra en fase de consolidación. La tendencia a medio plazo aún da esperanzas, pero a largo sigue sin recuperarse.



Precisamente hoy nos levantábamos con la noticia de la adquisición de la filial alemana de KPN por parte de Telefónica. La operadora española se hace más grande, tan sólo un mes después de conocerse que AT&T estuvo interesada en adquirir Telefónica a través de una oferta amistosa amistosa que suponía pagar 70.000 millones de euros y asumir una deuda de otros 52.000.