Atrys Health sigue preparando su salto al Mercado Continuo con extrema dedicación. En el día de hoy, las subidas del 2% en sus títulos le hacen alcanzar los 10,300 euros por acción. Asimismo, la compañía revaloriza ya por encima del 13%.

Atrys registró una facturación de 31,4 millones de euros en 2020, un crecimiento del 112% respecto al ejercicio anterior. El EBITDA ajustado de gastos no recurrentes ascendió a 9,7 millones de euros, un 111% más que en 2019, y el beneficio neto ajustado de gastos no recurrentes fue de 1,7 millones de euros, un aumento del 27% respecto al ejercicio anterior.

Los expertos y analistas ven aún un gran potencial de crecimiento en la compañía, así, desde el consenso de Reuters le otorgan un precio objetivo a su acción de 11,39 euros, lo que deja a la compañía con un potencial del 11%. 

Por su parte, los indicadores técnicos de bolsa le otorgan una puntuación total de 7 sobre los 10 puntos posibles en fase de consolidación. Destacan en positivo la tendencia alcista a largo plazo, el momento total, el volumen creciente a largo plazo y el rango de amplitud. Como únicos indicadores menos favorables, la tendencia y el volumen a medio plazo.

Estrategias de Inversión

Estrategia de crecimiento de Atrys Health

María Mira, en su análisis fundamental de la compañía, asegura que “la estrategia de Atrys es combinar crecimiento orgánico e inorgánico. En cuanto al primero, crece orgánicamente dos dígitos cada año, y son líderes en España en telecardiología y patología molecular, si excluimos a las grandes multinacionales. Los planes de Atrys son, además de continuar con el liderazgo de su negocio en nuestro país, impulsar sus ganancias y crecer inorgánicamente a través de adquisiciones de empresas del sector que proporcionen clientes, conocimiento y también beneficios. Sus planes apuntan hacia la expansión en Europa y diversificar así geográficamente su negocio.”

Desde el 2019, Atrys Health adquirió Real Life Data, Teleradiología de Colombia y el Instituto médico de Onco-Radioterapia (INMOR). Un año después, en 2020, se hacía con ITMS de Chile, Axismed de Brasil, ICM, Lenitudes en Portugal. Asimismo, en este 2021, Atrys ha adquirido Genetyca ICM y Radio-Onkologie Amsler. Por último, hace apenas unos días, anunciaba la colaboración con Lusíadas Saúde para desarrollar un centro de oncología radioterápica de alta precisión en Lisboa.

Destaca el éxito de su OPA sobre Aspy, con la aceptación por parte del 99,75% de su capital.

Por otro lado, la compañía puso en marcha un nuevo centro de radioterapia de alta precisión, el Instituto de Oncología Avanzado (IOA).

Análisis fundamental de Atrys

“Está en un sector de crecimiento, es una opción de futuro sólida y decidida a ganar tamaño y posicionarse entre los grandes players del sector. Uno de los factores diferenciales de la compañía es su equipo gestor, con amplia experiencia en la gestión de empresas en el ámbito de la salud. Dedica además grandes esfuerzos al área de I+D, principalmente en el avance y desarrollo del tratamiento de datos, Big Data, tecnología para el diagnóstico y terapias personalizadas”, explica la analista.

María Mira, destaca “el enorme potencial de los servicios que presta Atrys principalmente en radiología, cardiología, oftalmología y dermatología que permiten deslocalizar el informe del especialista del centro en el que se realiza la prueba”.

“Tiene capacidad de balance con una excelente posición de liquidez y margen para aumentar endeudamiento. Como principal reto, la compañía deberá realizar una buena integración de las últimas compras y gestionar el fuerte crecimiento inorgánico” y asegura que, en base a su valoración fundamental, es positiva con el valor a medio/largo plazo.