Las accciones de la compañía inmobiliaria valenciana rebotan un 0,74 por ciento, para colocarse en los 9,56 euros. Lo hacen a pesar de los recortes generaliados del mercado y de las declaraciones del vicepresidente de la CNMV, en el sentido de que la compañía podría estar siendo investigada.