Julius Meinl, presidente del consejo de administración de la Banca Meinl, fue arrestado ayer por su presunta implicación en un caso de fraude, desfalco y manipulación de capitales, en relación con un escándalo financiero que generó pérdidas millonarias a inversores privados. La detención fue confirmada por la entidad financiera la pasada madrugada, en un comunicado en el que aseguró que el arresto del banquero no tiene "ningún efecto en la actividad comercial en curso" del banco, cuya situación, indicó, es estable y los depósitos seguros. Meinl, miembro de una conocida familia de empresarios con intereses en los sectores de la alimentación y las finanzas, fue detenido a petición de la Fiscalía austríaca ante el riesgo de fuga del banquero, investigado desde el pasado febrero por presuntos delitos económicos.