Los inversores encuentran esta sesión en ArcelorMittal un caramelito especulativo. Sus títulos se disparan tras presentar sus cuentas del primer trimestre. Parece que los accionistas hacen oídos sordos a los números rojos y prefieren premiarlo por su esfuerzo para reducir deuda.

Antes de la apertura ArcelorMittal ha desfilado por la pasarela de presentación de resultados con sus cuentas del primer trimestre por bandera. Durante este periodo la siderúrgica registró unas pérdidas de 264 millones de euros, frente a los 92 millones de dólares que ganó en el mismo periodo de 2012. También las ventas registraron un descenso del 13% (15.130 millones de euros), en tanto que el resultado bruto de explotación (ebitda) bajó el 26 % y se situó en 1.199 millones de euros. Pero los inversores hacen oídos sordos a estos malos datos, prefieren centrarse en la única nota positiva de sus cuentas: la reducción de deuda. Valoran tremendamente el esfuerzo que la compañía ha hecho para reducir su agujero en un contexto de debilidad de la demanda. En concreto, en los tres primeros del año ArcelorMittal redujo su deuda en 2.900 millones de euros, hasta los 13.740 millones, debido en gran parte a los ingresos de combined offering (3.053 millones) y las ganancias provenientes de la venta del 15% de AMMC - ArcelorMittal Mines Canada- (611 millones), parcialmente compensado por inversión de capital (382 millones de dólares).

Josep Prats, gestor de Abante Asesores, valora de estas cuentas que “parece que se detiene el deterioro del Ebitda y las ventas. Además, el esfuerzo de reducción de costes implica el mantenimiento de la deuda en niveles no preocupantes. Si tenemos en cuenta que es una compañía que ha sido muy perjudicada en bolsa y cotizaba a unos ratios muy bajos, se entiende que haya esta recuperación por las cuentas. Es una buena opción para el medio plazo pero, si esperamos una subida de bolsa de la mano de unos resultados buenos, parece que aún nos quedan bastantes trimestres”. Sin embargo, ¿qué podemos esperar del valor para el corto plazo? No podemos olvidar que el hizo sus mínimos históricos al tocar 8,41 euros, aunque hoy deja bastante atrás esa cota. ArcelorMittal cotiza con una subida del 5,93% en los 10,28 euros tras abrir con un importante hueco. Precisamente, “este gap coincide con el soporte que perdió en marzo, zona comprendida entre 10,4 y 10,75 euros, en la que ahora encuentra referencias de resistencia”, indican desde Renta 4. Sin embargo, desde esta casa avisan que “el precio sugiere caídas adicionales en las próximas semanas, sin prejuicio de que haya importantes rebotes técnicos, como tuvimos buena cuenta durante 2008 ó en el tramo bajista de mediados de 2011, con rebotes diarios muchas veces superiores al 10%”. Por ello, su recomendación es aprovechar estos rebotes para vender.