El mercado neoyorquino despierta con números rojos, con recortes del 0,22% en su principal indicado, Dow Jones, hasta los 13.308.10 puntos, después de conocer el dato de pedidos de bienes duraderos peor de lo esperado (-2,8%). Recortes en la renta variable estadounidense en una jornada que viene cargada de datos macroeconómicos; el inicio de la reunión de dos días del Comitité Abierto de la Fed, es el dato más esperado de la semana aunque el consenso de lo expertos esperan que se mantengan los tipos. Además, los inversores de Nueva York conocerán los datos semanales de inventarios de crudo. Por el lado empresarial se vivirá también una jornada intensa de presentación de cuentas trimestrales con McCormick and Company, Beth Cath & Beyong, Unifirst Corp y Herman Millar entre otras.
El dato protagonista de la jornada es el comienzo de la reunión del Comité Abierto de la Fed, donde se tratará sobre la política monetaria en la primera economía del mundo, el consenso de los analistas prevé que se mantengan los tipos en 5,25%. Antes de la apertura se conocía que el dato de pedidos de bienes duraderos fue peor al esperado por el mercado ya que cayeron un 2,8% en mayo, según comunicó el Departamento de Comercio de EEUU. El mercado esperaba una caída del 1,7%. Sin incluir los pedidos de transporte los pedidos habrían bajado un 1%. Poco después de la apertura el mercado también conocerá los datos semanales de inventarios de crudo. El selectivo S&P 500 pierde un 0,26%, hasta las 1.489,02 unidades. Por su parte el tecnológico Nasdaq Composite se deja un 0,02% hasta los 2573,67 puntos. Para Eduardo Vicho, codirector EJD Valores, "si el Dow Jones pierde el soporte de los 13.250-13.200 puntos se verán mayores correcciones en el corto plazo”, sin embargo -asegura el experto- "si supera la resistencia de los 13.700, habrá una sucesión de máximos”. En cuanto al S&P 500 “si perfora la zona de 1.490-1480 puntos sería preocupante” entiende Vicho. Aunque su visión general es que todavía hay recorrido en los índices americanos ya que “no tienen razones suficientes para caer con brusquedad”. Gráfico Dow Jones