Se espera otra sesión con apertura bajista en Europa por nuevas muestras del descontrol que hay en los mercados de China. Los descensos en Asia son enormes y puede verse cómo poco a poco la onda expansiva alcanza a Occidente. De momento le toca a Europa.
Si la sesión en Europa el viernes fue mala, la de Wall Street, con Europa cerrada, fue peor aún.

Al final, Nasdaq, Dow Jones y SP 500 cerraron con pérdidas superiores al -3% nada menos, lo que acabó de redondear una semana nefasta para los mercados.

No hubo un factor concreto en forma de cataclismo o noticia puntual, simplemente el mercado se comportó como una secuencia de imágenes a cámara lenta del desplome de un edificio. Todo comenzó hace tiempo y hay muchos factores que han puesto su granito de arena, incrementándose algunos según se iba terminando la semana, lo que puso a todo el mundo cada vez más nervioso.

China es el principal factor del que salen el resto y la FED es el otro que, como un satélite, va dando vueltas al principal.

China lleva con problemas desde que la FED empezó a cortar el QE y mandó una señal al dinero que saltó a los países emergentes durante la crisis, acerca de que EEUU volvía a la normalidad, así que poco a poco esa situación excepcional estaba empezando a replegar velas en la economía China y más cuando la formación de burbujas, como la inmobiliaria, se convirtió en el objetivo del control del Gobnierno tomando como ejemplo lo que pasó en España.

Mientras poco a poco la urbanización de China empezaba a desinflarse, las materias primas lidaban con dos frentes: la menor demanda de Asia y el exceso de oferta como consecuencia de todas las inversiones realizadas para aumentar la producción para poder abastecer las demandas de China, entre otros. Por lo tanto, los precios de las materias primas empezaron a notar la falta de apoyo para mantener precios.

Paralelo a lo anteior, la guerra del crudo. El Fracking hizo a EEUU exportador neto, lo que amenazaba el cuota de mercado de la OPEP, y Arabia Saudita jugó la carta de aumentar la producción para ahogar financieramente a las explotaciones americanas y así obligarlas a cerrar. Por sorpresa, EEUU aguanta más de lo esperado y también han aumentado la producción, a la que se une la de Irán una vez alcanzado un acuerdo con Occidente. Consecuencia, el precio del crudo tocando los 40$.

Por lo tanto, tenemos descensos brutales en el crudo y en el cobre, por ejemplo.

Sigamos.

A todo lo anterior, debemos sumar el catalizador de la situación de EEUU. La economía lo ha estado haciendo bien, con muchos sobresaltos, pero la FED empezó a pensar en subir los tipos, aunque condicionado por los datos macro.

Cada vez que China daba un mal dato, de forma inmediata durante la semana pasada se ha estado mirando al detalle para ver si en EEUU había muestra alguna de que la economía empezaba a norta el pinchazo que viene del Este, pero los datos del sector inmobiliario nos han hecho aguantar de forma artificial. Lo que se pensaba era "vale, China está tocada, pero si el sector inmobiliario funciona, EEUU tiene pulso en su economía", por lo que con cada buen dato no se valoraba el peligro de apoyar la subida de tipos, si no que la economía de EEUU no notaba las vibraciones de China... hasta que al final no ha aguantado.

Tuvimos un dato de Empire State de manufacturas que puso nervioso a todo el mundo porque fue muy malo y nos puso a mirar China. El NAHB compensó las cosas y el resto de datos del sector inmobiliario, pero el PMI de manufacturas de China nos destrozó vivos, dando la puntilla al mercado.

Después, perder la SMA200 sesiones en todos los índices importantes hizo el resto junto con soportes importantes como los mínimos del mes del NYSE.

El mayor miedo que tiene el mercado es la diferencia de fase que presenta la situación de China y EEUU. Mientras ellos están con problemas en la conomía, la FED piensa en subir los tipos y el pánico es que suban los tipos y 10 minutos después la onda expansiva de China les alcance, por lo que habría un daño doble para la economía.

Es más, si miramos el comportamiento de los ETF sectores del SP 500 tenemos que en el último año el de energía ha caído -33,35% y el de materiales -12,59%, los dos que más han perdido... y el miedo atronador es: si se ponen un gráfico del ciclo económico, ¿adivinan qué dos sectores son los que caen primero ante los problemas? Bingo. Así que el miedo se palpa en al ambiente

Encima Bullard dice que sigue pensando que la FED debe subir los tipos, el mercado laboral va bien y que la inflación se acercará al 2% de objetivo... pero el mercado no piensa lo mismo porque los futuros sobre fondos federales se están decantando por una subida en diciembre más que en septiembre y los overnight ya lo marcaron la semana pasada bajando al 27% de probabilidades desde más allá del 32% pocos días antes.

Mientras tanto, China sigue apretando al ecelerador para sostener la economía y ahora se piensa que van a tener que bajar los requerimientos de reservas bancarias para poner más dinero en préstamos y así reactivar la economía. Este movimiento podría tener lugar a finales de este mes o a comienzos del próximo. La mala fortura es que con las tres devaluaciones del Yuan de hace unos días, tenemos que todo el dinero invertido allí desde fuera ha generado pérdidas en vez de beneficios a demasiada gente, así que se espera una salida de capitales constante porque encima los datos económicos no han ver potecial serio para generar los beneficios necesarios para compensar esas tres devaluaciones, así que la situación es muy seria.

Y tan seria. Vean lo que le pasó a nada menos que Apple. Vean las medias. La de 20 ya está debajo de la de 200 y la de 50 va de camino. Debemos estar muy atentos porque con el peso que tiene, podemos meternos en un lío mucho más peligroso:

aapl

Esta semana promete ser movida también, no sólo por lo que pueda pasar en China, sino que la atención va a estar puesta en la Fed. Ya sabe que todos los años hay un evento en Jackson Hole y que esta vez tiene lugar el 29 de agosto, que es el sábado que viene. La verdad es que no hay mucho que explicar cuando hablará nada menos que Fisher de "El desarrollo de la Inflación en EEUU". Todo el mundo se ha quedado de piedra cuando se ha sabido porque es como muy descarado, así que todos piensan que ese día tendremos algo más concreto en un sentido u otro, ya que la inflación es uno de los puntos que mira la FED.

Por lo que respecta a la sesión de hoy, tenemos lo mismo. China en sus peores momentos cae nada menos que un -8%, lo que está arrastrando a los futuros del Globex a bajar nada menos que el -2,4% el que menos.

China sigue ofertando medidas a ver cuál es que la compran los inversores, pero no parece que ninguna guste, o bien son muestra de los problemas que tiene el país. Como dijimos antes, se espera que se bajen las RRR pero el mercado cada vez espera que se tome esa medida cuanto antes y cuanto más se tarde, más miedo entra. En vez de lo anterior, se ha abierto la posibilidad de que los fondos de pensiones de China puedan invertir en acciones, pero tampoco ha gustado.