La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) supedita una eventual recuperación del mercado automovilístico, que se hundió un 48,8% en febrero hasta niveles de 1993, a la recuperación de la situación económica general. Así lo aseguró hoy, en declaraciones a Europa Press TV, el director general de Anfac, Luis Valero, quien manifestó que "la caída de las ventas de vehículos no va a solucionarse hasta que el entorno económico no mejore". Tras constatar que España sigue acusando muy especialmente la caída generalizada del mercado automovilístico, calificó de "bastante negativa" la evolución del mercado en el inicio de 2009, "en el sentido de que es demasiado haber vendido 100.000 coches menos en los dos primeros meses del año".