Advanced Micro Devices ha informado de que su pérdida del segundo trimestre se amplió debido a las rebajas contables relacionadas a la adquisición en el 2006 de ATI Technologies. Las acciones de la compañía tecnológica retrocedían un 9,3% en las negociaciones posteriores al cierre luego que la compañía presentara su séptima pérdida trimestral consecutiva e informara que se desprendería de algunas operaciones. El resultado fue peor al esperado por Wall Street. La fabricante de semiconductores divulgó una pérdida neta de 1.190 millones de dólares, 1,96 dólares por acción, frente a la pérdida neta de 600 millones, o 1,09 por acción, de hace un año.