Los últimos días de abril…o primeros del mes de mayo. Es la fecha elegida para que Amadeus comience a cotizar en bolsa. Goldman Sachs, JP Morgan y Morgan Stanley- bancos encargados de la colocación- han comenzado su gira por las principales plazas financieras internacionales con el objetivo de dar a conocer las bondades del gigante tecnológico. Unas bondades...que no conocerá el inversor minorista.

Una compañía más en el parqué español. Amadeus podría dar el salto hacia finales de abril o principios de mayo, según informa esta mañana el diario El Economista Y es que las entidades encargadas de la colocación –JP Morgan, Morgan Stanley y Goldman Sachs- estarían inmersos en una gira internacional para dar a conocer “las bondades del gigante tecnológico entre los potenciales inversores institucionales”; reconoce el diario. Puntos fuertes como su distribución geográfica y su sólida presencia en mercados clave en el futuro como Asia, Oriente Medio y Latinoamérica.

La empresa contempla una Oferta de Suscripción de Acciones (OPS) por valor de 910 millones de euros destinados a reducir deuda y una Oferta de Venta de Participaciones (OPV) por parte de determinados accionistas actuales que ascendería a un número de títulos que permitiría que al menos el 25% del capital de la compañía se encontrase repartido entre el público. A la espera de conocer el porcentaje definitivo y de fijar a mediados de abril el precio definitivo, los bancos colocadores “ya han determinado que no habrá tramo minorista”, declara el diario citando fuentes cercanas a la operación.

Pero ¿por qué renunciar a los pequeños inversores? La calidas del activo es tan elevada que no se necesita recurrir a este segmento para cubrir la OPV ni la OPS destinados a desapalancar la sociedad.