El comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, afirmó hoy que a España "no le plantearía ningún problema" aportar la cuota que le correspondería (unos 2.000 millones de euros) si finalmente hace falta recurrir al plan de préstamos bilaterales que acordaron ayer los líderes de la eurozona para acudir al rescate de Grecia.
Almunia, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, insistió en que ni España ni el resto de los países del euro tendrían dificultades para participar en esos préstamos, y precisó que las dificultades que existen en España tienen más que ver con otras cosas, como el mercado laboral o el sistema financiero.