La farmacéutica Almirall ganó 136,1 millones de euros durante el ejercicio de 2008, lo que supuso un incremento del 3,8% respecto al año anterior, cuando el beneficio fue de 131,2 millones. La facturación alcanzó los 1.056 millones, un 15,1% más, según informó hoy la empresa a la CNMV.

Del total de la cifra de negocio, 902,8 millones procedieron de las ventas de la compañía, que crecieron un 13,9%, mientras que la cifra de otros ingresos --ligados a la estrategia de acuerdos con socios-- creció un 22,6% hasta los 153,1 millones de euros.

El Ebitda alcanzó los 230 millones, un 35% más respecto al ejercicio de 2007, debido a la evolución de los nuevos negocios, la contención de los gastos operacionales y el aumento de los ingresos procedentes de socios, principalmente.

La inversión de Almirall en I+D creció durante el pasado ejercicio un 14,1% hasta los 139,3 millones de euros, destinados al avance de fármacos innovadores, especialmente en el área respiratoria.