El mundo de las dos velocidades sigue estando ahí. Si Estados Unidos logra levantar la cabeza y tirar de su economía en los primeros compases de 2012, Europa se ve obligada a cargar con la periferia, sabedora de que el problema puede estallar por cualquier lado. Desde Fidelity se recomienda paciencia para esperar a la recuperación del mercado y hacer una cartera en base a high yield, renta variable regional y “algo de oro” puesto que no habrá nada nuevo bajo el sol, al menos, de momento con variaciones en una horquilla del 5-10% en los índices mundiales.

La confianza inversora se encuentra en un punto de esperanza y optimismo, según un estudio realizado por Fidelity. “Las cosas mejorarán y, por consiguiente, los mercados recuperarán su valor, pero es necesario tener tiempo suficiente y paciencia. La paciencia es la clave porque la mayor parte de la gente no la tiene. No es demasiado tarde todavía”, asegura Jeff Hochman, director de Análisis Técnico de Fidelity.
FUENTE: FIDELITY

En una entrevista concedida a Estrategias de Inversión, Hochman prevé una variación de entre el 5-10% en los mercados de renta variable de cara a este año, con Estados Unidos “un escalón por encima” y Europa en proceso de reestructuración. En lo que respecta a nuestro país, la recuperación tomará algunos años hasta empezar a ver una mejora de la economía. En este contexto de preocupación y riesgo, la cartera recomendada por Fidelity cuenta “definitivamente con inversión en high yield combinada con inversiones en renta variable regional y algo de oro, por supuesto”.

Mientras que la ralentización económica se ha instalado en Europa, este gestor de renta variable londinense asegura que “las opciones para que Estados Unidos caiga en una recesión no son muy elevadas y esa es la parte positiva”. Aunque, a pesar de la divergencia que existe en Occidente, Jeff Hochman “esto no significa dejar de invertir en Europa”. “Todo el mundo es muy negativo sobre la eurozona”, dice el gestor, “pero es algo que puede cambiar de forma muy rápida”.


En lo respecta a la renta fija, Hochman considera que “se pueden crear buenas rentabilidades” aunque no se debería esperar “un año ligado a los índices como en el caso de 2011, año excepcional puesto que los bonos gubernamentales cayeron ligeramente”.

Por último, Hochman se congratula de las reformas llevadas a cabo en España y considera que el Ibex 35 “está haciendo aquello que sabe hacer mejor: imaginar y descontar lo que considera que la economía hará en un futuro”. Según el gestor, el Ibex 35 debería encontrar bases sólidas para empezar a mejorar, a pesar de que “el momento para ello no está claro”.