Alemania ha logrado un superávit presupuestario en el primer semestre del año al alcanzar los 1.200 millones de euros, equivalente a un 0,1% del PIB, hecho que no se producía desde la reunificación del país en 1990. Además, hoy se ha confirmado que la primera economía europea ha crecido en el segundo trimestre del año un 2,5%.
Sólo en el segundo semestre de 2000 se había logrado igualmente un superávit, aunque debido a lo excepcional de la situación, ya que se produjeron unos cuantiosos ingresos extraordinarios debido a la subasta de licencias UMTS para telefonía. Los expertos de la Oficina Federal de Estadística, con sede en Wiesbaden, calculan que este año se podrá contar con una situación presupuestaria equilibrada. Los fuertes ingresos del Estado tras varias reformas tributarias, con un aumento del 5,6% respecto al mismo periodo del año anterior, han sido la causa principal de este resultado. Gracias a la recuperación económica y el incremento del IVA, los ingresos por impuestos han aumentado fuertemente, mientras los gastos tan sólo se incrementaron un 07 por ciento en el mismo tiempo. Hace solo un año, en la primera mitad de 2006, Alemania registró un déficit presupuestario de 23.000 millones de euros. Las dificultades económicas de Alemania llevaron a este país a incumplir los acuerdos de Maastricht de la Unión Europea (UE) en los años 2002 a 2005. La Oficina Federal de Estadísticas alemana también ha confirmado hoy que el Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania creció un 0,3 por ciento intertrimestral en el segundo trimestre rimestre del año, conforme a la cifra preliminar, En términos interanuales, el PIB alemán alcanzó una tasa de crecimiento del 2,5 por ciento frente al 3,3 por ciento del trimestre anterior.