Alemania agotará hoy previsiblemente y en sólo ocho meses los 5.000 millones de euros aportados por el Gobierno de Berlín a las primas por desguace para incentivar la compra de automóviles nuevos. La Oficina Federal de Control de las Exportaciones y la Economía (Bafa) confirmó hoy que sólo queda dinero para 4.809 solicitudes y que, a una media diaria de 9.000, los fondos se agotarán a lo largo de la jornada.