Airbus ha firmado en Pekín el contrato para instalar su fábrica de ensamblaje de su modelo A320, más de un mes después de que comenzaran los trabajos. La filial de EADS espera que la implantación en China de su línea de ensamblaje del A320 le permita recuperar terreno frente a su rival norteamericano Boeing, que domina dos tercios del mercado de la aviación civil, en un país cuya flota debe cuadriplicarse en veinte años.