La dirección de la compañía aérea francesa Air France indicó hoy que se ha querellado contra los sindicatos convocantes del paro de azafatas y ayudantes de vuelo, que está teniendo un amplio seguimiento, para reclamar reparación por los perjuicios causados. Fueron los sindicatos los que, durante una asamblea revelaron, en primer lugar, a los asistentes que la empresa les había demandado por no respetar la normativa que les obliga a negociar antes de lanzar la convocatoria. La dirección confirmó poco después el procedimiento judicial y lo justificó señalando que las centrales habían suscrito el pasado 19 de junio un protocolo sobre el ejercicio del derecho sindical en Air France. En su demanda, la aerolínea reclama 14 millones de euros a Fuerza Obrera (FO), 15 millones al Sindicato Nacional del Personal Navegante Comercial (SNPNC) y 14 millones a la Unión Nacional de Sindicatos Autónomos (UNSA) por el perjuicio material causado por la huelga y un euro más a cada uno en concepto de perjuicio moral.