El grupo de aviación franco-holandés Air France-KLM mantiene negociaciones para hacerse con la aerolínea belga VLM. Según publica el diario holandés "De Telegraaf", la intención de la negociación es integrar las operaciones habituales de VLM en los vuelos de corta duración de dos filiales del grupo: la holandesa KLM City Hopper o la francesa Air France Regional. VLM, que cuenta con 450 empleados, es una de las compañías europeas que vuela más veces entre el continente y las islas británicas.