Aena se apunta subidas en la sesión de hoy después de que los analistas de Barclays hayan mejorado el precio objetivo del gestor aeroportuario hasta darle un potencial del 7%, al tiempo que la ha elegido como su favorita del sector.

En un informe Barclays ha señalado que 2018 será un ejercicio de fuerte crecimiento del sector aeroportuario y de aviación gracias al continuo incremento de la capacidad de las aerolíneas y a la fortaleza de los mercados europeos y estadounidense.

Entre los gestores del sector la entidad considera a Aenacomo la mejor situada para aprovechar ese crecimiento, además de a la compañía británica de gestión y alquiler de aviones BBA Aviation.

En su informe, el banco subraya la capacidad de la compañía española de traducir el aumento del volumen en una significativa mejora de sus beneficios. Hasta noviembre, los últimos datos disponibles, la red de Aena registró un incremento de pasajeros del 8,2%.

Así, los analistas de Barclays han elevado el precio objetivo de Aena hasta los 180 euros por acción, desde su estimación anterior de 170 euros, lo que le da a la compañía un potencial superior al 7% teniendo en cuenta el precio de cierre de ayer.

Por el contrario, rebaja la recomendación de Enav hasta infraponderar y reitera el mismo consejo sobre la francesa  Aeroports de Paris y la alemana Fraport, ya que su crecimiento de beneficios en 2018 estará impulsado en gran medida por la consolidación de adquisiciones.

Los analistas de Barclays son más optimistas con Aena que el consenso de Reuters, que recomienda mantener las acciones de la compañía con un precio objetivo de 158,26 euros, lo que implica un potencial de descenso del 9%. De las 21 casas que siguen al gestor aeroportuario, cinco aconsejan comprar; diez, mantener, y seis, vender.

Solo en lo que va de año, el gestor aeroportuario español sube casi un 3%.

Aena salió a bolsa el 11 de febrero de 2015 y desde entonces su revalorización roza el 150%.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan a Aena una puntuación de 8 sobre 10, compañía que se encuentra en fase alcista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.

Aena logró un beneficio neto de 965,5 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 2,2% más respecto al mismo periodo de 2016, un aumento de 21,1 millones de euros, gracias a la evolución del negocio por el incremento del tráfico (+8,4%), impulsado fundamentalmente por los meses de verano.

El beneficio neto habría aumentado un 22,1%, excluyendo el efecto positivo extraordinario que en 2016 tuvieron las reversiones de provisiones por procedimientos judiciales relacionados con expropiaciones de terrenos del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que ascendió a 204,9 millones de euros antes de impuestos, según informó la cotizada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El analista José Antonio González resalta que Aena “sigue mejorando gradualmente su estructura de medio plazo iniciada a partir de los 146,55 / 145,25, impulso que permite dejar atrás su proceso correctivo que se iniciaba desde los máximos anuales del 2017 así como cruzar al alza a sus medias móviles de largo plazo, ello en un entorno de reducida volatilidad y alejado de lecturas de sobrecompra acumulada en el osciladores.

“De este modo- añade - la curva de precios logra registrar una importante área de soporte comprendida en torno a los 167,3 / 164 que está permitiendo a las compras atacar en estos momentos la resistencia intermedia de los 174,45, cuya superación permitiría atacar los máximos del año 2017 establecidos en los 184,90”.

El analista destaca que “el principal riesgo de este movimiento alcista reside en el volumen de contratación, muy reducido en el corto plazo y que entendemos debe mejorar para aportar mayor fiabilidad a la superación de resistencias significativas, lo que a su vez nos permitiría mantener un sesgo constructivo mientras el precio de cotización no perfore a la baja los 158".