El Ibex 35 despide la sesión con una penalización del 0,48% y cierra en los 8461 puntos. Una penalización que se vio avalada por los números rojos de wall Street en la apertura. Los expertos reconocen que es un movimiento lógico vistas las recientes subidas experimentadas por los mercados “sin apoyo de los fundamentales”. En el mercado de deuda, la prima de riesgo cerró en los 265 puntos básicos. 

Todos pendientes de la publicación de las actas del FOMC del pasado mes de julio. Un comunicado dovish podría resultar de acicate para las bolsas estadounidenses, sumidas en la apatía en la última semana. Según los analistas de Morgan Stanley hay dos opciones. Por un lado, una reducción del objetivo de tasa de paro que podría reducirse desde el actual 6,5%, hasta el 6%. También podría introducirse un nuevo umbral de inflación hasta el 1,5%. (Ver: Detalles para detectar un tono dovish en las actas del FOMC)

Con la incertidumbre sobre la mesa, los inversores, al menos, han sido capaces de contener una avalancha de ventas similar a la del pasado viernes en los mercados. Tanto el Dax Xetra como el Cac 40 parisino cierra sobre plano, aunque decantándose por las pérdidas, mientras los principales índices de Wall Street se mantienen también en terreno negativo. El Dow Jones,con una caída del 0,42%, pierde el nivel de los 15.000 puntos.

El índice italiano, por contra y como viene siendo habitual, firma una caída mucho más notoria del 0,7%, al estilo bolsa española. 

A pesar de las dudas iniciales, el selectivo de la bolsa española cerró la jornada con negativos del 0.49% que le llevaron hasta los 8460 puntos. Una penalización en la que tuvo mucho que ver la apertura en negativo de los índices estadounidenses. Comentaba esta mañana José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España que esta reacción es “lógica dadas las recientes subidas que han experimentado los índices sin lógica por fundamentales”.

Entre los valores más penalizados, Mapfre se convirtió en el valor que más posiciones perdió y, al ritmo del 1,4%, marcó en los 2,71 euros su último precio. Tendencia que siguieron los títulos de Banco Sabadell y Ebro Foods que, con pérdidas de más de un punto porcentual, mañana comenzarán a cotizar desde los 1,82 euros y los 16,67 euro, respectivamente.

Caída que también compartieron los pesos pesados. Santander cedió un 0,6% y cerró en los 5,49 euros. Por su parte, BBVA recortó en torno a un 0,7% su precio – hasta los 7,30 euros – con Teelfónica perdiendo algo más del 0,4%, hasta los 10,57 euros. Repsol e Inditex recortaron algo más de seis décimas al cierre, con lo que marcaron en los 17,31 euros y los 100,40 euros su último precio.

En positivo, FCC y Sacyr lideraron la lista de valores, que también incluyó algunos bancos medianos. FCC sumó un 2,4% en tanto que Sacyr y BME se animaron con más de dos puntos porcentuales de subida. Bankinter y Banco Popular celebraron subidas de más de un punto porcentual al cierre con lo que sus acciones comenzarán la subasta de  mañana desde los 3,57 euros y los 3,77 euros, respectivamente.