La empresa suiza de trabajo temporal ha cerrado la adquisición de la holandesa DNC por 56 millones de euros en una operación que le permite ampliar su presencia en el negocio de selección de personal cualificado.